domingo, 17 de enero de 2016

Productos terminados Vol. 3

Y como claro ejemplo de que me estoy proponiendo enserio cumplir los objetivos que me fijé para este año, hoy vuelvo a traeros una ronda de productos terminados. Y no sé a vosotros, pero a mí es uno de los que más me gustan, tanto ver como crear. Es donde realmente podemos saber la opinión sobre ciertos productos porque se supone que los hemos terminado por completo y eso quiere decir que los venimos usando desde "x" tiempo atrás, y tenemos una opinión más que menos formada. Así que sin más rollo ni historias (que siempre os digo lo mismo), os dejo con el contenido de hoy: productos que van a la basura, mi opinión sobre ellos y si os los recomendaría o no. ¡Espero que os guste!


Bueno, bueno, bueno. La palabra que más habréis escuchado en este vídeo jaja. Hasta ahora que lo he editado no me he dado cuenta de la gravedad del asunto ¡he abusado de ella! Perdonadme, pero ha sido algo involuntario e inconsciente y puedo resultar "algo" repetitiva. Pondré de mi parte para que no vuelva a ocurrir.
Os dejo, como siempre, fotos de algunos de los productos que menciono en el vídeo a continuación, para que podáis verlos con más detalle y detenimiento.


ACEITE DE RICINO DE ELISABETH LLORCA. Es un producto formulado a base de aceite de ricino (en un 70%) en un envase con goupillón, para que resulta más fácil su aplicación en las pestañas, que es la zona para la que está dirigido. Les da fuerza y longitud. Yo no he notado realmente su resultado porque no he sido demasiado constante con él, fallo mío. Ya tiene demasiado tiempo así que voy a tirarlo ya porque no creo que su efecto siga siendo el mismo. No voy a repetir con él, porque últimamente me ha dado mucho por los aceites esenciales puros, así que supongo que compraría el de ricino y ya me las apañaría para aplicármelo.


AMPOLLAS FLASH DE GINSENG CHINO de PLANET SPA (Avon). Son unas ampollas revitalizantes que yo usaba en ocasiones especiales antes del maquillaje, a modo de primer o prebase. Con ellas preparaba mi piel para que la base aguantase intacta mucho más tiempo y se viese más bonita. Se pueden conseguir en Avon, así que no estoy muy segura del precio porque el precio varía de un catálogo a otro. Pero sin duda os las recomiendo, lo que más me gusta de ellas es el envase, totalmente reutilizable, el tapón se puede quitar y poner tantas veces como quieras. Así, como con poco producto tenemos suficiente no tenemos porque desperdiciar el resto y lo guardaremos para otra ocasión.


CHAMPÚ HAIR REPAIR de SCHWARZKOPF. Es un champú que promete reparación del cabello y brillo. El bote es bastante grande, trae 400 ml y yo lo compré en un pack que venían dos iguales. El champú en sí es bueno, pero yo no tengo la intención de repetir con él, ya que he probado otros de la marca que me han gustado más. Además, ahora tengo en mente invertir un poquito más en otras marcas que me están llamando la atención. Aunque es un producto que sí podría recomendar.


CHAMPÚ PARA CABELLOS BLANCOS Y PLATINOS de DELIPLUS. Seguramente ya muchas lo conoceréis, porque es bastante famoso. Y no entiendo la fama, supongo que por el precio, porque realmente a mí no me ha gustado. Lo pillé con muchas ganas pero no os lo recomiendo. El bote no es demasiado grande, pero por 2 euros tampoco podemos pedir mucho más. No matiza el pelo lo suficiente, y a mi los reflejos dorados no me terminan de convencer. No creo que repita con él.


PERFUME L'AMOUR DE AVON. No tengo muy claro como llegó este perfume a mí, pero no es de mi agrado. Huele demasiado "denso", "pesado" y a mí me gusta algo más fresco. No es algo de lo que os pueda dar muchas opiniones porque ¿cómo os describo un olor? No sé, al pedir por catálogo, a no ser que ya os la hayan "presentado" es un poco a suertes que el olor nos guste o no.


CREMAS HIDRATANTES DE MANOS de ESSENCE y AVONcare. Fanática de estos productos me estoy volviendo. Es increíble el efecto que ha tenido sobre mi uñas, en el vídeo os lo explico mejor. Y, además, las manos no se me ha resecado ni nada este invierno. No paro de utilizarla, así que ya he gastado más de un par de botes ¡los gasto a pares!


DUO MAGIC de YVES ROCHER. Más años que yo puede tener este producto (véase "exageración"), y creo que no lo he tirado antes porque me encanta el color. El producto en sí consta de una sombra de ojos en formato crema preciosa, un azul eléctrico súper intenso, y una máscara de pestañas de color azul más oscuro en el otro extremo. Este tipo de colores me llama muchísimo la atención, pero después no me veo llevándolo. No creo que este exactamente siga disponible después de tanto tiempo, pero si encontráis algo parecido, no dudéis en comprarlo, porque este tipo de sombras está pegando muy fuerte últimamente, tienen buenísimas críticas.


GEL DE BAÑO Y DUCHA INTENSE de AMALFI. Confirmado por alguna de vosotras, está es la imitación del mítico Magno. El olor no es que sea parecido, es que es el mismo. De duración no sé andará el real, pero este va bastante bien. Lo compré de rebote en un bazar, aunque he visto que esta marca también está en diferentes supermercados y perfumerías. Su precio rondaba el euro, así que si que os lo recomiendo.


MICROPEELING REGENERADOR DE NOCHE de DELIPLUS. Es un producto que a mí "ni fú ni fá". Repetir no voy a repetir con él, porque eso de que te regenere de noche no sé hasta que punto sea cierto, en mi caso, en ninguno. Aunque sí que he oído críticas que hablan muy bien de él, no ha sido mi caso. Supongo que irá destinado a un tipo específico de piel que no es el mío (mixta/grasa). Tampoco he notado que hidrate nada, que es algo que yo busco. En mi opinión, no os lo recomiendo y su precio es de unos 7-8 euros.


Y hasta aquí el post de hoy, que espero os haya entretenido, cortito pero intenso. No sé si coincido con vosotros en alguno de ellos y si la opinión es la misma o no ¿qué me decís? ¡Nos vemos en el próximo!

lunes, 4 de enero de 2016

Año nuevo, ¿vida nueva?

Qué mejor excusa que el cambio de un año a otro para mejorar algún aspecto de nuestra vida con el que no estamos del todo satisfechos. Que el cambio conlleve otros cambios. Que la llegada del 2016 nos traiga todo aquello que deseamos.
Dicen que lo imposible sólo es aquello que no se intenta. Así que, seamos realistas ¿de verdad estamos dispuestos a intentar que nuestros propósitos se cumplan?

En mi opinión, para que esto pase deben coincidir varios factores y, además, poder dar respuesta a preguntas como ¿lo quiero?, ¿lo necesito?, ¿estoy dispuesta/o a conseguirlo? Y no, no creo que sea por obra y gracia del espíritu santo.

Entre los propósitos más comunes podemos encontrarnos cosas como las siguientes:

Ir al "gym". ¿Gym? ¿Desde cuándo? ¡Gimnasio, de toda la vida de Dios! Que esté en la mayoría de las listas no creo que sea por otra razón que la de la moda. Ahora la vida "healthy" y los deportistas son lo más. Ovejitas de rebaño... Apúntatelo sólo si realmente crees que lo necesitas o quieres de verdad mejorar algo de tu aspecto. Siempre y cuando seas tú la que lo decidas por voluntad propia, no porque nadie te diga que podrías mejorar esto o aquello. ¿Quiénes somos los demás para opinar sobre lo que la gente podría mejorar? Tenemos muchos que aprender.
Y no, no vayas a ir a un gimnasio sólo porque vaya tu amiga, tu vecina o la mayoría de los mortales, si no te gusta. De lo contrario, estarás esforzándote a ir a algo que no te gusta, que no disfrutarás y estarás perdiendo un tiempo muy valioso de tu vida. Como todo, es cuestión de gustos. Si te gusta y/o necesitas, sí, si no, pues no. Sencillito.

Hacer dieta. Más de lo mismo. ¿Por qué esa necesidad de hacer dieta constantemente? Enserio, me provoca ansiedad. Y ahora, ¿por qué?, ¿por haber cogido un par de kilos en Navidad? ¡Y qué, ya se perderán! ¡O no! ¿Qué más da? Hay cosas en la vida muchísimo más importante de las que preocuparnos que el simple hecho de haber comido en Navidad. Y si no, ¿qué hacemos, morirnos de hambre? Esta sociedad está cogiendo unos cánones de belleza un poco raritos... ¡Quiérete! Eso si que es un buen propósito.


Encontrar pareja. ¿WHAT? Que daño está haciendo e-darling... Somos un poco "complicaetes". Muchas parejas deseando la soltería y muchos solteros deseando el compromiso. ¿Sabéis aquello de lo que tendrá que llegar, llegará? Pues es la mejor frase que os podéis recordar cada mañana. ¿Y lo de las cosas que no se planean son las mejores? Así lo creo yo. Ambas situaciones tienen sus "pros" y sus "contras". Así que, antes de arrepentirte de forzar alguna situación, mi consejo es: disfruta del momento.

Dejar de fumar. ¡Ole tú! Yo no fumo, así que no puedo incluirlo en mi lista, pero lo pondría en muchas otras. Os están robando el dinero y la salud, y vosotros, tan contentos. Odio, el tabaco, lo ODIO. Así que si alguno de vosotros lo habéis incluido en la vuestra, desde ya tenéis mi incondicional apoyo, siempre y cuando lo cumpláis, que con estos, ya se sabe...

Encontrar trabajo. ¡Ole tú! Otra vez. Encontrar trabajo o mejorar el que tenemos es algo que muchas personas tienen pendiente. Pero, por desgracia, es algo que cada vez depende menos de nosotros. Aquí, toda voluntad es poca. Y poca cosa se puede hacer también, más allá de echar curriculum y esperar. Y, como el que espera desespera, mi consejo es que aprovechéis el tiempo mientras tanto en ampliar vuestros conocimientos y os informéis de cursos o talleres que os animen y os hagan la espera más amena. 

Y ahora, ¡los de verdad! Los míos, mi lista. Y mira que a mí el término "propósito" me gusta más bien poco, pero vais a ver que son cosas muy sencillas y fáciles de cumplir. 

Gastar. Y no, no es dinero. Si no los mil productos que tengo empezados y a medio acabar porque llegan otros que los sustituyen y quedan en el olvido. Esos mismos. Y no volver a comprarlos hasta que realmente los necesite. Dar una segunda oportunidad no está tan mal, puedes llegar a sorprenderte más de lo que crees.

Neceser. Y si, aunque me guste/encante el tema del maquillaje, es cierto que yo suelo maquillarme siempre de la misma manera. Así que he decidido renovar mis productos y empezar mi neceser desde cero, comprando sólo lo que vaya a meter en él. Si en algún momento quiero salirme de esa "rutina" puedo utilizar todo lo que ya tengo.

Invertir. Antes quería comprar todo el maquillaje habido y por haber y tener una inmensa colección, la cual no podría acabar, al menos, en esta vida. Pero no sé desde que momento concreto mi chip ha cambiado completamente. ¿Para qué necesito tanto? Así que he decidido invertir mi dinero en cosas que realmente merezcan la pena. ¿Qué son más caras? Pues más caras. ¿Qué son más baratas? Pues más baratas. Obviamente, cada uno sabrá las posibilidades que tiene en cuánto a economía. Pero, ¿realmente me compensa tener 10 maquillajes "low cost" que no cumplan mis expectativas ni se adapten a mis necesidades? o ¿es preferible gastarse la "pasta gansa" en tener un par de maquillajes que se conviertan en imprescidibles? Pues mi yo del pasado, contestaría afirmativamente a la primera pregunta, pero mi yo actual (y espero que futuro) afirmaría la segunda.

Profesionalidad. ¿Defecto o virtud? Depende desde donde se mire. Soy demasiado perfeccionista y, para mí, es un defecto en según qué casos. Pierdo demasiado tiempo por ello, porque paso por el mismo punto una y otra vez hasta que la cosa queda lo más parecido posible a lo que para mí sería "perfecto". Aunque rara vez lo consigo. Si me seguís desde hace tiempo, habréis visto que el blog ha pasado por varios "lavados de cara" y, en realidad, nunca quedo conforme. 
Con esto punto, me quiero referir a que quiero tomarme más enserio el blog y el canal de Youtube. ¡Porque me encanta! Cada vez que subo algún contenido que de verdad me gusta, es muy satisfactorio para mí, independientemente de las personas que me puedan leer o no. Así que este año quiero meterle más caña, y tenerlo más activo.
Para empezar, he decidido darle un aspecto más "profesional" o, al menos, que se asemeje lo más posible a mí, que me identifique. Es más sencillo, y algunos podrían decir que soso, pero así es como me gusta. 

Actividad. El año 2015 ha sido demasiado sedentario para mi gusto, así que este 2016 me he propuesto estar más activa. En el canal, en el blog y, sobre todo, en mi vida en general. ¡Mi propuesta es daros mucha guerra de aquí en adelante! ¿Preparados?


Y esto es todo. ¡Ahora es vuestro turno! Contadme cuáles son vuestros propósitos para este año. ¿Coincidimos en alguno? Os mando millones de besos, mis mejores deseos, y todas mis fuerzas para que cumpláis todo aquello que os propongáis, no sólo en este año, si no a lo largo de vuestra vida. ¿Un lema? Don't worry, be happy!

¡FELIZ AÑO 2016!