lunes, 15 de febrero de 2016

Ventajas y desventajas de comprar en Aliexpress

Se que a estas alturas y aún siendo la página tan conocida como lo es, hay gente que todavía no se atreve a hacer un pedido e, incluso, que ni saben de lo que estaré hablando. De hecho, yo formaba parte de ese grupo de personas hasta no hace mucho tiempo. Era muy escéptica y cada vez que le echaba un vistazo pensaba que no me llegaría o que era un timo. A la par que veía a muchísima gente haciendo pedidos la mar de contentos.

Total, que me dejé guiar por las buenas críticas y decidí probar. Estudiando en la academia me hicieron falta varias cosas para las prácticas y para empezar no quise invertir demasiado, por lo que pudiera pasar. Lo primero creo que fueron unos pinceles para la decoración de las uñas y unos punzones, y de lo que vino después ya ni me acuerdo. Para mi sorpresa, no hubo incidencia alguna: todo llegó en perfecto estado, muy bien embalado y protegido. Pero no es de mis pedidos de lo que quiero hablaros en esta ocasión, para eso tengo reservado otro post.

Entonces, ¿por qué os cuento esto? Porque quiero hablaros de mi experiencia con esta página, y daros algunos consejos de mi propia cosecha para que no tengáis problema alguno al hacer vuestros pedidos.

Para empezar me gustaría comentaros como funciona esta página. Aliexpress es una plataforma en la que una multitud de vendedores (mayormente asiáticos) ofrecen sus productos a un precio, en general, muy asequible. Cada tienda tiene diferentes características: gastos de envío gratis, pedidos a partir de una unidad, precios al por menor, etc. La decisión de comprar en una u otra la tomas tú, y yo voy a darte las pautas que yo sigo para intentar evitarme problemas y quebraderos de cabeza.

En primer lugar, hay que tener mucho cuidados con los precios. Normalmente cuando compramos en este tipo de páginas, llámese como se quiera llamar, vamos buscando el precio más bajo y, en realidad, es un error común. Es decir, un mismo producto puede ser ofrecido por diferentes vendedores y cada uno pondrá el precio que le apetezca, en la mayoría de los casos céntimos arriba, céntimos abajo del de sus competidores.


En mi caso, prefiero decidirme según las valoraciones que dejan los demás compradores. En muchas ocasiones, dejan fotos para que compruebes que el productos llega tal cual lo ves en la foto. Aunque no todo es tan bonito, obviamente habrá personas que hayan tenido malas experiencias y también lo dejarán reflejado. Por eso, para mí es muy importante ver cuántas estrellas tiene el vendedor, cuántas valoraciones han dejado del producto, cuántos han sido vendidos... Comparar datos hasta encontrar el que más nos inspire confianza.
Teniendo en cuenta ambas cosas, ya podemos elegir el producto que queremos comprar. Muchas veces el vendedor del que más nos "fiamos" puede ser unos céntimos más "caro", pero yo en mi caso prefiero pagarlos, no creo que salga de pobre por eso...

A la hora de pagar puede que vuelvan a surgir dudas, porque el pago es a través de tarjeta de crédito. Para esto, y para cualquier compra online, mi recomendación es que tengáis una tarjeta de crédito por recarga. Éstas funcionan tal cual las tarjetas SIM de prepago de los teléfonos móviles que teníamos antaño ¿os acordáis? Qué tiempos aquellos... Pues es el mismo procedimiento, lo que tu recargues es lo que tienes para gastar. Es decir, si tu tienes pensado comprar algo por "x" euros, pues ese mismo importe es el que ingresas en la tarjeta. Así evitas despilfarrar ¡que nos conocemos! y, sobre todo, no pueden "robarnos" (toquemos madera) más allá de lo que la tarjeta tenga disponible. Tampoco está vinculada a ninguna cuenta bancaria, por lo que es más segura a la hora de comprar online. No sé que entidades bancarias dispongan de ella, pero cada vez es más demandada por el auge y la comodidad de comprar por Internet.


Resueltas las dudas, tengo que aclararos un punto que me resulta muy importante. Nosotros hacemos un pedido al vendedor a través de Aliexpress e inmediatamente se cobrarán, pero este pago no va directamente al vendedor, sino que se queda "almacenado" en Aliexpress. El vendedor tiene unos días de plazo para enviar el producto (puede variar); pasado ese tiempo, si no ha sido enviado el pedido se cancelará automáticamente y, además, podemos cancelarlo si nos hemos arrepentido por cualquier motivo mientras que no haya sido enviado aún. En cualquiera de los casos, el dinero nos será reembolsado.

Y si se envía, ¿dónde va mi dinero? Pues sigue en Aliexpress. Normalmente los envíos suelen tardar entre uno y dos meses (tened en cuenta que vienen desde la otra punta del mundo). Paciencia, que es la madre de todas las ciencias. A partir del momento en el que el vendedor dice que nos ha enviado el paquete, empieza la cuenta atrás de un periodo de protección que Aliexpress le concede a nuestra compra, también variable, y normalmente mayor al tiempo estimado de entrega. Y ahora volvemos a tener dos opciones.

 1  En el caso de que el paquete no llegase dentro del periodo de protección (de lo que deberemos estar pendientes), tendríamos que abrir una disputa con el vendedor alegando que el paquete no nos ha llegado aún y que el periodo de protección va a terminar. Al abrir la disputa tendremos que rellenar un formulario seleccionando varias opciones y dejando un comentario en inglés (muy importante que sea en este idioma si no no será válido) y, en el caso de que nos hayamos puesto en contacto con anterioridad con el vendedor adjuntar los pantallazos para así probarlo. En este caso, el vendedor tiene un plazo para contestar a la disputa y dar alguna solución al comprador. Si ese plazo expirase y no se tuviese noticia del vendedor, Aliexpress dará la disputa por cerrada dándole la razón al comprador y reembolsando el dinero de la compra.

 2  El paquete por fin ha llegado sin haber pasado el tiempo de protección. En este caso tenemos una opción en la que confirmaremos que lo hemos recibido y podremos pasar a valorar los diferentes aspectos de nuestra compra. Si decidimos no confirmar la recepción o se nos olvida porque somos unas cabezas locas, llegará un momento en el que el periodo de protección terminará y, al no haber abierto disputa, Aliexpress dará por hecho automáticamente que lo has recibido. En ambos casos, una vez terminada la transacción (pedido recibido), la página liberará el pago a favor del vendedor.


En realidad, la compra es igual a la de cualquier página on-line pero, al ser asiática, parece que nos da un poco más de reparo. Pero como véis, vuestro dinero está seguro, tanto si recibís el pedido como si no. Os he comentado cómo funciona la página y las cosas, a groso modo, en las que yo me fijo a la hora de decidirme pero, para llegar a ese punto, me gusta hacer uso de los filtros de envío gratis y mínimo una unidad, para evitar despistes y sorpresas.


Para terminar, os voy a dar un consejo que es muy simple pero para mí es el más importante, aunque pueda parecer el más coñazo: comprar individualmente. He visto en muchas ocasiones pedidos que han sido retenidos en Aduanas, y yo personalmente prefiero evitarlo. Por eso voy comprando de uno en uno. Es decir, si me gusta un reloj en concreto, por ejemplo, y quiero comprar uno para mí y otro para mi hermana, los pido los dos a la vez porque ambos son el mismo y del mismo comprador. Pero, si quiero comprar diez cosas, cada una "de su padre y de su madre", voy comprándolas una por una, haciendo diez pagos diferentes. Cuando compramos varias cosas a la vez en un mismo pedido/pago, Aliexpress tiene que esperar a que todos los vendedores le envíen la mercancía y reunirlo en un mismo paquete, por lo que va a tardar más y las probabilidades de que lo retengan por peso y/o importe serán mayores.



¡Esto es todo! No es que haya comprado un arsenal en esta página, que de hecho podría contarlo con los dedos las manos, pero hasta el momento no he tenido problema con ningún pedido (toquemos madera). Así que quería compartiros mi experiencia por si teníais dudas al respecto. No pensaba que esta entrada me diese para tanto, pero me he liado a darle a las teclas y no he sido consciente de toda la información que os he soltado en un momento.

Me gustaría saber vuestra opinión sobre el tema, porque comprar en este tipo de webs suele crear mucha polémica. De hecho, a mí misma me crea un conflicto moral que me obliga a comprar sólo ciertas cosas y según a qué precio.

viernes, 12 de febrero de 2016

Segundas rebajas invierno 2016

He aquí yo y mi segunda entrega de rebajas. Tengo que decir que estoy bastante contenta con mis compras de este año, porque tengo en mente darle muchísimo uso a todo y porque todo lo que me he comprado, me encanta. Tanto la prenda en sí como el precio por el que lo he conseguido. Suelo centrarme más en las segundas o terceras rebajas, que en las primeras. Por el precio, básicamente. Es cierto que puedes encontrar menos cosas, pero eso a mí no me importa. Solamente hay que buscar dentro de lo que hay lo que más encaje contigo y listo. Volvemos a lo que os comentaba en la entrada anterior, si puedo conseguirlo más barato ¿para qué pagar más? Sin entrar en detalles, que yo me indigno pronto. Lo que os voy a mostrar hoy lo podréis conseguir casi seguro aún en tienda. Así que no dudéis mucho si algo os llama la atención porque a estas alturas es verdad que todo escasea. De hecho, la mayoría de tiendas on-line ya no ofrecen la sección de rebajas, pero en tienda sigue habiendo bastantes cosas.

Algunas de las prendas que os voy a enseñar son de la tienda Shana, y quería hablaros un poco de ella. Nunca había entrado, pero me sorprendí bastante cuando lo hice. Tiene cosas muy interesantes a un precio económico no, lo siguiente. Así que cogí varias cosas de allí. La tienda era bastante grande, pero mal localizada quizás porque estaba un poco lejos y no había nadie dentro. Me resultó extraño cuando fui días después al mismo centro comercial y vi que estaba cerrada. Mi duda sigue siendo si era porque la iban a quitar o porque había algún problema. El caso es que no es el único sitio en el que está, así que se ha convertido en una tienda a tener en cuenta para próximas compras. Tanto en rebajas como en colección, porque aún ahí, los precios son razonables. ¿Habéis comprado alguna vez aquí?


Tengo que robarle el lema a Brooklyn Rock, y es que con esta camisa me pasó exactamente esto: era la última, era mi talla y estaba rebajada. Así que era mía. Además, necesitaba compra algo más que no fuera básicos, que siempre voy a por lo mismo... Es una camisa de media manga de color azul marino con estampado floral muy pequeño. Tiene un volante en el que se deja ver como un forro inferior del mismo color que la camisa pero liso. La compré en Bershka y me costó 5'99 €.


Es camisa blanca la vi cuando estaba de temporada, pero como ya sabéis, no es mi época de comprar. No me esperaba encontrarla en rebajas, así que cuando la vi no dudé en cogerla. Todas las partes de arriba que tengo blancas son camisetas básicas, así que realmente necesitaba algo que fuese más arreglado. Quizás lo que más me echó para atrás en aquel momento fue que tuviese la cintura engomada, que no suele gustarme, pero al probármela dejó de importarme porque me encantó como quedaba. Su precio 5'99 € y la compré también en Bershka.


Como os decía, me encantan las camisetas básicas blancas y siempre cae alguna. Y es que odio cuando empiezan a perder ese color tan radiante que tienen cuando las compras, por muchos anuncios de detergente que quieran vendernos la moto. En este caso cogí una tipo crop un poco más larga por la parte de atrás de Bershka, por el precio de 1'99 €; y otra más básica aún de la tienda Shana, por 1'99 € también.


Si habéis leído mi entrada anterior, habréis visto que compré una falda de polipiel de corte recto de H&M. Pues como la idea me gustó bastante pero pienso que no es el tipo de falda que me pondría para diario, aproveché que vi esta en Shana súper bien de precio, tan sólo 1'99 €. Cogí la talla M para que no me quedase muy apretada y tengo el mismo problema de siempre: se me queda bien de cadera pero de cintura se me queda ancha, así que opto por ponérmela más baja de la cuenta y listo, arreglado.


Estos pantalones también los tenía fichados desde antes, ya en rebajas pero aún altos de precio (para mi gusto). Así que igualmente que con la camisa blanca, cuando llegué a tienda y vi que estaban allí no dudé en cogerlos. A estas alturas su precio era ya de 5'99 €, que ya me parecía algo más razonable para ser rebajas. Son de terciopelo y están cruzados en ambos lados, quedando la parte posterior superpuesta por delante dejando ver el encaje que decora todo el filo del pantalón.¡Ah! Se me olvidaba decir que son de Bershka.


Parece ser que este es mi año polipiel... No os puedo negar que lo básico me tira mucho, y estos pantalones igualmente me parecen muy versátiles, sobre todo por el color. El hecho de que sean de este material le da un toque diferente, porque si fuese de algodón, por ejemplo, parecería mucho más sport. Su precio es de 3'99 € y los compré en Shana. Estoy deseando estrenarlos, a ver si llega el buen tiempo.


Algo súper útil y calentito es este cuello, que no tenía ninguno de color negro, así que lo cogí también cuando fui a Shana porque era, dentro de los que había visto, el más barato, 2'99 €. Creo que está muy bien de precio y es algo a lo que se le saca mucho partido porque combina con muchísimas cosas y nos protege del frío. Os lo recomiendo totalmente.


Tenía muchísimas ganas de unos jeans de este tipo, pero siento que son demasiado caros, sinceramente. Se trata de unos mon y baggy jeans, estos últimos con detalles rotos. Los encontré en Pull and Bear por tan sólo 7'99 €, cuando en colección cuestan alrededor de los treinta (que me parece excesivo). Estoy muy contenta de haberlos encontrado porque pensé que no habría de mi talla, pero tuve suerte. Creo que son de los que quedan por el tobillo, pero como yo soy bajita, me vienen perfecto, aunque les hago un doblez igualmente. Recomendadísimos. Además, me quedé con las ganas de traerme otros del mismo estilo que tenían rotos y parches... otra vez será.


Esto es lo típico que se te mete por los ojos sin comerlo ni beberlo. Lo vi en Shana por 7'99 €, y lo cogí. De estas cosas que no se pueden explicar. Me encanta las rebecas tipo oversize porque creo que son un básico (como no) que te puede sacar de cualquier apuro. Es súper calentita y su color entre camel y topo es fácilmente combinable. ¡Le estoy dando un tute impresionante!


Buscando un sombrero gris de Stradivarius, al final acabé con tres. Ninguno de esa tienda y ninguno gris. Estos son de Shana y eran más baratos aún, a 2'99 € cada uno. El negro y burdeos son iguales, y el marrón tiene el ala más grande y es más redondeado. Nunca me he puesto sombrero, pero siempre hay una primera vez para todo. Sólo hay que acostumbrarse. La verdad es que al probármelos me sorprendí, porque yo pensé que me vería muy rara, pero no fue así, me gustó aquello. Aún no he tenido ocasión de estrena ninguno, pero estoy deseando. ¿Como lo combinaríais vosotros?


Pis pas. Hasta aquí todas mis compras de las segundas rebajas. Me he quedado con ganas de comprarme un par de zapatos que tenía en mente pero no vi ninguno que me llamara realmente la atención. Así que no sé si os sorprenderé con una nueva entrada de terceras rebajas o me seguiré quedando con las ganas. ¡Hasta pronto!

martes, 9 de febrero de 2016

Primeras rebajas invierno 2016

A mí que me perdone Amancio Ortega y compañía, pero en la república independiente de mi casa están derogados aquellos artículos en los que se haga mención a las compras fuera del periodo de rebajas y/o a comprar a precios desorbitados, prendas con descuento inclusive.

Hablando en serio, me parece absurdo. No cabe en mi cabeza el hecho de comprarme unos zapatos por sesenta euros cuando puedo comprarlos, teniendo paciencia, por diez. Y si no los encuentro de mi número, ya me compraré otros. Sin problema. ¿Enserio? A ver, que yo entiendo que tengan que comer de algo, pero yo no es que viva del aire precisamente... Supongo que esto es un tema para tratar aparte, pero me indigno y me vengo arriba.

Total, obviemos mis reflexiones, de las que espero alguno de vosotros seáis partícipes. Que yo no es que esté loca, si no que quiero poneros en situación de lo que vengo a contaros hoy. Que en mi afán por ser una persona lo más ahorradora posible y con la intención de llenar algunos huecos que han quedado en mi armario, me he ido de rebajas. Y lo de "ir" es metafórico, porque la mayoría de las compras han sido on-line. Así que, si tenéis ganas de cotillear, seguid leyendo.


Esto es lo que pasa cuando vas a un centro comercial en plenas rebajas: que algo cae. Y es el caso de esta camiseta de Bershka, que compre por dos euros. En raras ocasiones compro camisetas que tengan un mensaje, porque normalmente o no me gusta lo que refleja, o el estampado en sí es bastante feo. Pero no es este el caso, porque el mensaje está dibujado de una manera muy sencilla, y es así como a mí me gusta. Me cogí la talla L para que se me quedase más ancha de lo normal.


Mis pantalones vaqueros es algo que tenía que renovar si o si. Así que me decidí por los que más me gustan por el momento que son los de H&M. Están muy bien de precio y a mí personalmente me gusta como quedan. Tenía uno de esta marca de hace bastantes años, pero se me ha quedado enorme. Quería hacerme con unos cuantos básicos, de esos que te sacan de apuros y vienen bien para cualquier ocasión, así que cogí unos de talle alto de color oscuro y negro y otros con el talle normal de color oscuro también y otro más claro (aunque en la foto sólo aparezcan los altos). Aproveché que en la web online había un código de descuento más gastos de envío gratis, porque no me pilla cerca la tienda física. Estoy muy contenta con esta compra porque de verdad que estos pantalones merecen muchísimo la pena.



Aunque aún no la he estrenado, porque no sé como ni con qué, esta maxi camiseta de color morado me encanta. Es una camiseta de manda corta larga hasta la rodilla aproximadamente y rajadas desde la cintura hasta el final. La tela es súper agradable, muy suave, con mucha caída y no pesa prácticamente nada. Estoy deseando que llegue el mejor tiempo porque creo que le voy a dar más uso que ahora.


No os podéis imaginar el tiempo que puedo llevar sin ponerme falda o vestido. Y no porque no me guste, que me encanta, sino por el hecho de que me he acostumbrado a la comodidad que supone llevar un pantalón, ya sea corto o largo. Y hay que cambiar el chip, así que iba buscando una falda negra que pudiese combinar con bastantes cosas. Y esta falda de polipiel de H&M es la que más me gustó, por su estructura totalmente recta y sus costuras simulando el acolchado. Y no me equivoqué para nada, en cuanto llegó a casa me la probé y ¡me encanta como queda!


Y esto es todo lo que compré en las primeras rebajas, ha sido poquito porque me estoy centrando en reponer todo lo que necesito y no despilfarrar demasiado. Aunque algo siempre se cuela, claro está... Aún hay cosas disponibles, así que os lo quería enseñar por si os interesa algo corráis a comprarlo antes de que se agote. ¡Me he portado bastante bien!
Y vosotras, ¿qué habéis comprado? Contadme pecadoras...

lunes, 8 de febrero de 2016

Mis regalos de Reyes y Cumpleaños 2016

Nunca es tarde si la dicha es buena. Aunque no sé hasta qué punto es cierto cuando se trata de crear ansia viva. Que somos débiles, y lo sabemos. ¿Y por qué digo esto? Porque en la entrada de hoy os voy a enseñar lo que me han traído este año los Reyes Magos. Y diréis: "ya era hora...".  Y si, tenéis razón, para variar. Pero tengo mis motivos, aunque las excusas no sean lo mío.
Poco después del 6 de Enero, concretamente el día 9, es mi cumpleaños, así que decidí hacer una entrada conjunta de ambas cosas porque no daba para dos, básicamente. Ya sé que desde esa fecha hasta ahora ha llovido mucho (o debería haberlo hecho), pero en este caso se han juntado el hambre con las ganas de comer. El mayor impedimento ha sido la falta de tiempo, que he ido combatiendo dedicándole pequeños momentos para poder dar lugar a esta entrada que, podemos decir, está fabricada por fascículos, pero con muchísimo cariño y agradecimiento a los remitentes de los regalos. Así que, perdonadme por el retraso, pero la ocasión lo merecía. ¡Empecemos!

En primer lugar os enseño el Trípode Hama Star 05, de Mediamarkt. Tenía muchísmas ganas de tenerlo para poder grabar mejor los vídeos, porque no os podéis imaginar la que tenía que liar antes para poder tener el objetivo a una altura considerable. Además, también es muy útil para hacer fotos, sobre todo para el temporizador. Es el más pequeño dentro de esta marca (tenéis la medida en la foto), pero para mí es suficiente. Se pliega muchísimo por lo que es fácilmente transportable, tanto que cuando lo vi pensé: ¿no es demasiado pequeño? Pero no, engaña bastante. Y tiene un pequeño nivel para asegurarnos que tenemos la inclinación correcta y no tendremos un resultado torcido. Estoy encantada con él y le estoy dando un tute increíble.


Esta Mini paleta de SEPHORA es mi santo grial ahora mismo. Soy así, me conformo con poco. Y es que es el primer producto que tengo de la marca. Así que me hice una ilusión que no os podéis imaginar. Tal y como pone en su caja, está ideada para ser una "paleta para ir" y es que es perfecta para llevarla en el bolso/neceser y salvarnos de un apuro en caso de emergencia o retoque. De la mitad hacia la izquierda tiene tonos neutros ideales para la mañana y un labial rosado muy sutil; y el lado contrario, a la derecha, tiene un tono gris y negro para un look más marcado y un labial rojo. Aún no la he estrenado, ni siquiera swatcheado porque me da muchísima pena y aún no lo he necesitado, pero si que la llevo en el bolso porque cualquier momento es bueno para hacerlo. La parte central es un colorete en un tono rosado-marrón muy versátil que viene bien para ambos casos. Que puedo decir... ¡me encanta!


Algo típico pero que nunca falla, son los pañuelos. Y en este caso mucho menos porque tenía ganas de comprarme alguno y renovar los míos que tienen ya bastante tiempo y, aunque siguen estando bien, los tengo muy vistos. 
El de tonos neutros es de una tienda local, y me encanta porque combina bastante bien con mi ropa así que le estoy dando mucho uso. 
El de abajo es de ALE HOP, una tienda que yo ni conocía pero que tiene pinta de ser del estilo de TIGER. Pero eso es lo de menos. Venía doblado y cogido por una especie de pulsera de goma en la que se lee "lucha por lo que amas". Son detalles que muchos obviarán, pero que a mí me encantan. 
Con ambos pañuelos han acertado totalmente, aunque no tengan nada que ver el uno con el otro. Al ponértelos hacen bastante "bulto" que es como a mí me gusta que queden. 


No tiene sentido lo que voy a decir, pero llevo años queriendo esta chaqueta. Y no tiene sentido porque si tanto tiempo lleva en mi lista de deseos, ¿por qué no la he comprado antes? Y no, no tiene ni sentido ni respuesta. No lo sé, sinceramente. Por h o por b nunca lo he hecho, pero por fin la tengo conmigo. Lo bueno se hace esperar, dicen. Es una chaqueta de polipiel de color negro de Stradivarius. Me parece una prenda súper versátil, porque la puedes combinar con cualquier cosa, por muy básico que sea. Con el hecho de decir que desde el primer día que me la dieron me la estoy poniendo, lo digo todo. Además, abriga muchísimo. I love it.


Mi taza es otra de las cosas que quería renovar, así que esta me ha venido de perlas. Es una taza súper amorosa también de la tienda ALE HOP. Como podéis ver en la imagen, tiene serigrafiada una frase motivadora que viene genial leer cada mañana cuando desayunamos. Los pequeños detalles marcan la diferencia y crean grandes momentos. Y yo me siento afortunada por saber valorarlos.


Lo confieso, esto fue una coacción por mi parte. Lo necesitaba para transportar mi maquillaje y no pude perder la oportunidad. Este maletín de aluminio es de la marca Mirlans y lo compre en la página web Tu Maquillaje Online. Aunque es un regalo de cumpleaños, algunas ya lo habíais visto en mi Instagram, porque lo pedí en el Black Friday. Su precio es de unos 40 euros, pero con la oferta que había ese fin de semana se quedaba en la mitad ¡imposible no pecar! Si habéis seguido mi blog desde hace algún tiempo sabéis que subí una entrada en la que os contaba qué tenía en mi Lista de Deseos, y entre otras cosas, había un maletín de este estilo. En ese caso era de Leroy Merlin y el precio era el mismo que el de este sin oferta, así que preferí este, pero son primos hermanos. Está bastante bien de tamaño, me lo esperaba más pequeño, y es muy ligero, su peso final dependerá de todo lo que le metamos dentro. En la imagen inferior os muestro con más detalle su interior. Tiene muchas ranuras en cada apartado para que nosotros lo modifiquemos a nuestro gusto según lo que vayamos a meter y tengamos el espacio necesario para cada cosa. Estoy deseando rellenarlo, porque aún me hacen falta bastantes cosas, y llevarlo conmigo para presentárselo a mis clientas.


A falta de pan buenas son tortas. No es que fuese del todo necesario, pero yo quería unos focos para darle más luz a los vídeos. Los que yo había visto eran de Amazon, pero también bastante caros. Así que cuando vi que mi compañera de Los Secretos de Pandora compró este foco en Leroy Merlin, me lo pensé mejor. La calidad relación-precio es súper buena. Es un foco que viene con el trípode incluido de un material resistente. La altura se puede varia muchísimo, por lo que se adapta a tus necesidades bastante bien. Mi intención es usarlo tanto para los vídeos como para alumbrar las buenas veladas de barbacoas que pasamos en la azotea. Aunque no todo es bueno, y es que le encuentro el fallo de que la luz es demasiado amarilla y no queda del todo bien al grabar, pero eso ya lo me veía venir, así que no ha sido del todo una sorpresa. Y otro fallo, que bueno, este no es del foco en sí, si no más bien de su manipulación por parte de la empresa, es que venía roto. Pero de esto me di cuenta tarde, cuando ya tenía la bombilla abierta y colocada, así que pensé que no me lo descambiarían porque dirían que habría sido cosa mía, que ya conocemos el funcionamiento... En realidad no afecta a su funcionamiento, así que me aguanté.


Y para terminar, el sueño de mi vida cumplido. Toda mujer coqueta lo quiere y, aunque yo no lo sea del todo, también. Siempre he querido tener un tocador, sin tener en mente ninguno en concreto. El momento "OMG, quiero este" fue cuando cotilleando un poco la web de IKEA vi que habían rebajado el Tocador Hemnes a más de la mitad. Pasó de estar de 250 euros a 120. Ahí fue cuando me puse como loca pensando que me quedaría sin él, pero no. Mi Rey Mago se encargo de ello. Aquí esta, llenito de potingues alegrándome los días. Eso sí, perdonadme la calidad de la imagen, pero el fallo es que donde lo tengo colocado no tengo prácticamente luz natural. Si lo queréis aún estáis a tiempo, pregunté y estará a este precio hasta Julio de este año, momento en el que cambiarán de catálogo.


Gracias a todos, el mejor regalo es vuestro tiempo.