Primeras rebajas invierno 2016

,
A mí que me perdone Amancio Ortega y compañía, pero en la república independiente de mi casa están derogados aquellos artículos en los que se haga mención a las compras fuera del periodo de rebajas y/o a comprar a precios desorbitados, prendas con descuento inclusive.

Hablando en serio, me parece absurdo. No cabe en mi cabeza el hecho de comprarme unos zapatos por sesenta euros cuando puedo comprarlos, teniendo paciencia, por diez. Y si no los encuentro de mi número, ya me compraré otros. Sin problema. ¿Enserio? A ver, que yo entiendo que tengan que comer de algo, pero yo no es que viva del aire precisamente... Supongo que esto es un tema para tratar aparte, pero me indigno y me vengo arriba.

Total, obviemos mis reflexiones, de las que espero alguno de vosotros seáis partícipes. Que yo no es que esté loca, si no que quiero poneros en situación de lo que vengo a contaros hoy. Que en mi afán por ser una persona lo más ahorradora posible y con la intención de llenar algunos huecos que han quedado en mi armario, me he ido de rebajas. Y lo de "ir" es metafórico, porque la mayoría de las compras han sido on-line. Así que, si tenéis ganas de cotillear, seguid leyendo.


Esto es lo que pasa cuando vas a un centro comercial en plenas rebajas: que algo cae. Y es el caso de esta camiseta de Bershka, que compre por dos euros. En raras ocasiones compro camisetas que tengan un mensaje, porque normalmente o no me gusta lo que refleja, o el estampado en sí es bastante feo. Pero no es este el caso, porque el mensaje está dibujado de una manera muy sencilla, y es así como a mí me gusta. Me cogí la talla L para que se me quedase más ancha de lo normal.


Mis pantalones vaqueros es algo que tenía que renovar si o si. Así que me decidí por los que más me gustan por el momento que son los de H&M. Están muy bien de precio y a mí personalmente me gusta como quedan. Tenía uno de esta marca de hace bastantes años, pero se me ha quedado enorme. Quería hacerme con unos cuantos básicos, de esos que te sacan de apuros y vienen bien para cualquier ocasión, así que cogí unos de talle alto de color oscuro y negro y otros con el talle normal de color oscuro también y otro más claro (aunque en la foto sólo aparezcan los altos). Aproveché que en la web online había un código de descuento más gastos de envío gratis, porque no me pilla cerca la tienda física. Estoy muy contenta con esta compra porque de verdad que estos pantalones merecen muchísimo la pena.



Aunque aún no la he estrenado, porque no sé como ni con qué, esta maxi camiseta de color morado me encanta. Es una camiseta de manda corta larga hasta la rodilla aproximadamente y rajadas desde la cintura hasta el final. La tela es súper agradable, muy suave, con mucha caída y no pesa prácticamente nada. Estoy deseando que llegue el mejor tiempo porque creo que le voy a dar más uso que ahora.


No os podéis imaginar el tiempo que puedo llevar sin ponerme falda o vestido. Y no porque no me guste, que me encanta, sino por el hecho de que me he acostumbrado a la comodidad que supone llevar un pantalón, ya sea corto o largo. Y hay que cambiar el chip, así que iba buscando una falda negra que pudiese combinar con bastantes cosas. Y esta falda de polipiel de H&M es la que más me gustó, por su estructura totalmente recta y sus costuras simulando el acolchado. Y no me equivoqué para nada, en cuanto llegó a casa me la probé y ¡me encanta como queda!


Y esto es todo lo que compré en las primeras rebajas, ha sido poquito porque me estoy centrando en reponer todo lo que necesito y no despilfarrar demasiado. Aunque algo siempre se cuela, claro está... Aún hay cosas disponibles, así que os lo quería enseñar por si os interesa algo corráis a comprarlo antes de que se agote. ¡Me he portado bastante bien!
Y vosotras, ¿qué habéis comprado? Contadme pecadoras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario