lunes, 14 de marzo de 2016

Compras varias en Aliexpress


Después del post de la polémica sobre comprar o no en Aliexpress, y como lo hago yo, hoy os traigo lo que me ha ido llegando en estos últimos meses. Ya os comenté de que manera pido yo las cosas, así que en mi caso no sería posible hacer una entrada tipo unboxing o algo así porque me van llegando en diferentes momentos. Poco os puedo ampliar que no os haya contado ya. Como dije, no suelo comprar muchas cosas, así que ya que ha pasado un tiempo y he juntado algunas quería enseñároslo porque son cosas que a mí me hacían falta y quizás podáis estar en la misma situación. No he tenido problema alguno con estos pedidos pero, a unas malas, ya sabéis que es lo que tenéis que hacer en caso de que os surja alguno. ¡Empezamos!

Tenía muchas ganas de comprar pestañas postizas porque me encanta el efecto, aunque me falte bastante práctica aún. Y por el precio que tienen en esta página, que no llega ni al euro y son diez pares, no puedo pedir más. Me gustan mucho porque la tira de la base es transparente, por lo que si
no quieres no tienes porque delinear el ojo (contando con que estés puesta en condiciones). Se pueden recortar según la longitud que venga bien, pero yo no lo necesito, corto solamente la parte sobrante y listo. Tengo más en camino, así que ¡a practicar se ha dicho!


También pedí estas individuales que me gustan más porque su colocación es bastante más cómoda, aunque más lenta. Dan un efecto más natural y su colocación es más sencilla, aunque pongan a prueba tu paciencia.


Hace poco tuve un percance con mi rizador de pestañas. Resulta y viene a parar que no estuve muy pendiente de la esponja de silicona y ya estaba rajada, por lo que me cortó las pestañas... Sí, es de un bazar, pero la culpa fue mía por no darme cuenta antes. Así que, aunque la cambié enseguida, he pedido más recambios por lo que pueda pasar. Vienen seis y su precio creo que fue de unos 40 céntimos aproximadamente. En este caso lo de "no hay mal que por bien no venga" viene perfecto, porque tengo las pestañas mejor que antes, increíble pero cierto.


Hace algún tiempo se convirtió en algo indispensable para mí rellenar los huecos de las cejas, que me traen por la calle de la amargura. Donde haya unas buenas cejas bien tupidas... Así que utilizo un kit que tengo específicamente para eso que es tipo sombra, por lo que necesito un pincel. Ya tenía uno, pero era igual al resto y muchas veces lo confundía con el del eyeliner. Así que pedí este que, como todo, era muy barato, y su color rosa me ayudaría a distinguirlo de los demás, que son la mayoría negros. Compré dos, uno para mí y otro para mi estuche de brochas para maquillar.


 Las que seáis madres como yo comprendéreis esta compra. Todos los días hay que hacer un moño aquí, una coleta allí o una trenza allá. Tengo mil gomitas de estas, pero pierdo dos mil, así que siempre viene bien tener más. Las gomas que yo utilizaría no me gustan para ella, porque quedan demasiado bastas y hacen mucho bulto, así que siempre suelo utilizarlas de este tipo. Es cierto que son muy cantosas, pero puestas apenas se aprecian y, además, puedes combinarlas según el color de la ropa. Vienen 200 gomas y el paquete costó 0,38 céntimos. Para que se rompan fácilmente o las pierdas por cualquier rincón, no se puede pedir más. Tengo que añadir, que ya las he probado y la calidad me parece bastante buena.


Antes siempre me aplicaba la base de maquillaje con una brocha, porque no me convencían del todo las esponjas. Y, aunque a veces lo sigo haciendo, parece que le he pillado el truco a las esponjas y ahora las utilizo la mayoría de las veces. Sólo tengo dos, y ambas están para jubilarse, así que me animé a pedir esta. La que más utilizo es una que tiene como forma de pera, porque la que tengo en forma de lágrima me resulta bastante dura, aún así, me animé a comprarla con esta forma por si sólo era cosa de la que yo tenía. Cuando llegó a casa, que ya sabéis que estas cosas tardan, me sorprendió, porque era una mini esponja que me resultó muy graciosa. Supongo que imitación a la mini beauty blender. Aún no la he estrenado porque estoy apurando las mías, pero de entrada os puedo decir que es más blanda y humedecida supongo que lo será más. No llegó a cincuenta céntimos, lo que está muy bien, así que cuando la pruebe, según como me vaya me animaré a pedir más.


Estoy totalmente enamorada de esta paleta de mezclas. Ya las había visto de otras marcas pero, sinceramente, me parecían caras. Supongo que lo valen, pero yo no estoy dispuesta a gastarme ese dinero en ellas. Así que cuando vi ésta no me lo pensé y la pedí. Su precio fue de unos tres euros y medio, paleta y palo metálico incluido. Ambas cosas vienen en su funda tal y como podéis ver en la foto, y en perfecto estado. Ahora le he echado el ojo a la de metacrilato, que seguramente veréis en próximas entradas... Es la herramienta perfecta para cuando queremos mezclar pigmentos, bases de maquillaje, o cualquier mezcla que tengamos en mente. Se limpia fácilmente y lista para usar de nuevo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario